Para la Corte americana los videojuegos son obras de arte

La Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos declaró inconstitucional una ley californiana, que prohibía la venta de videojuegos violentos a menores de 18 años.

En la causa “Brown vs. Entertainment Merchants Association” (PDF), los Jueces Supremos determinaron (7 a 2), que los videojuegos como los “… libros, obras de teatro y las películas que los precedieron comunican ideas -y aún mensajes sociales- a través de mecanismos literarios conocidos (como personajes, diálogos, argumento y música) y por medio de características propias del medio (la interacción del jugador con el mundo virtual)“. La Corte determinó que ello era suficiente para otorgarle a este tipo de obras la misma protección que goza el resto porque “… los juicios morales y esteticos sobre el arte y la literatura les corresponden a los individuos y no al gobierno por decreto, aún cuando tenga un mandato o la aprobación de la mayoría“.

El estado de California fundamentó su ley en estudios psicológicos, que demostrarían que existe una relación entre los videojuegos violentos y efectos nocivos en los niños y jóvenes.  La Corte señaló, por el contrario, que esos estudios no son concluyentes y que está en serias dudas su rigor científico. Pero además de ello, dice que -a lo sumo- esos estudios no señalan que los chicos actúan más violentamente, luego de jugar a videojuegos violentos, sino solo que se sienten más agresivos. Por si esto fuera poco, los estudios concluyen que este “sentimiento de agresividad”, que es insignificante, también lo provocan, en similar medida, los videojuegos no violentos, los dibujos animados (como Bugs Bunny) o simplemente mirar la fotografía de una pistola.

La Corte también tuvo en consideración que la Industria del videojuego americana tiene un sistema de clasificación de estas obras, que le permite a los padres, que les interesa, informarse acerca del carácter violento o no violento de cada videojuego y decidir, sin ayuda estatal, si lo consideran apto para sus hijos.

El Juez Alito señaló que los videojuegos son un medio distinto y novedoso porque son interactivos. Si bien esta vez falló con la mayoría, por los serios “defectos” constitucionales de la ley, dejó abierta la puerta para rever su criterio en el futuro. El resto de la mayoría cita una opinión del genial Juez Richard Posner, quien sostuvo que todo el arte es interactivo y que mientras mejor es el arte también más interactivo es. En esa misma opinión Posner señala que “…es difícil que una persona se desarrolle como un individuo adulto, independiente y razonable si es criado en una burbuja intelectual“. Para llegar a esta conclusión, Posner toma ejemplos de la literatura universal, desde Tolstoi hasta Poe, para demostrar que la violencia es uno de los temas que más preocupa al arte y que por lo tanto “proteger” a los chicos de sus representaciones, además de ser quijotesco, les dificultaría enfrentarse al mundo real.

La mayoría también señala que culpar a los videojuegos de la violencia es el último grito de una vieja tradición. En la década de 1890, se culpaba a las novelas de crimenes; en 1909, el responsable era el cine; a fines de la década del 40 y principios de los 50, las historietas y después, por supuesto, la gran responsable era la televisión.

Para los Jueces, California -en base a los estudios ya señalados- perseguía dos objetivos con esta ley. Uno de ellos era proteger a los menores de representaciones de violencia. El otro, asistir a los padres, que así quisieran, a controlar el acceso de sus hijos a videojuegos violentos. La Corte concluyó que el primer objetivo nunca podía ser cumplido porque la ley no prohibía el acceso a otras representaciones de la violencia (como el cine) y también porque los menores podían acceder a este contenido si sus padres lo permitían (comprando ellos el videojuego).  Y si el primero de los objetivos era imposible de cumplir, el segundo era excesivo porque no solo “asistía” a los padres que quisieran controlar el acceso de sus hijos a estos contenidos sino también al resto de los padres, a los que este tema tiene sin cuidado.

Finalmente, hay que destacar que la Corte consideró a los videojuegos como obras asimilables a la literatura, al cine y a la televisión. Eso es algo que cualquier persona que haya jugado al Fallout o al Heavy Rain, ya sabía. Pero es bueno tener una decisión oficial.

28/06/11. La Nación analiza hoy el tema. En nuestro país, a diferencia de EEUU, es obligatoria la clasificación de los videojuegos. Pero la ley que así lo dispone nunca fue reglamentada. Lo curioso es que el INCAA es uno de los organismos que tendría a cargo está clasificación, lo que es otro indicio que -cuando hablamos de videjuegos- estamos hablando de una obra audiovisual (interactiva).

About these ads
Esta entrada fue publicada en Videojuegos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Para la Corte americana los videojuegos son obras de arte

  1. Pingback: El problema de los enlaces rotos | Entremedios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s