El lugar y los derechos de los productores audiovisuales

Está en marcha la segunda convocatoria del INCAA para el otorgamiento de financiación de programas de televisión destinados a los canales digitales del sector público, iniciativa que, desde lo conceptual, no puede sino ser apoyada.

En relación a ello nos parece necesario señalar que en la normativa que rige la iniciativa no reconoce a los productores y productoras el lugar que les corresponde, teniendo en cuenta sus aportes y responsabilidades frente a la obra televisiva y lo que dispone la Ley de Propiedad Intelectual 11.723.

En las mencionadas normas que rigen la convocatoria, cuando se refiere a la titularidad de derechos, se reconocen como autores de la obra al guionista y el director (y al compositor musical cuando la obra sea musical),  sin mencionar a los productores y las productoras.

Si nuestra Ley reconoce al productor, junto al director y el autor del argumento como autores en colaboración de la obra cinematográfica (cfr. Art. 20 Ley 11.723), no caben dudas que al menos el mismo lugar corresponde al productor en la obra televisiva.

Es de destacar que en el mundo de la televisión del rol del productor y de la empresa productora se agrandan notablemente en comparación al lugar que ocupan en el cine. Hay numerosos ejemplos que confirman lo expuesto. La existencia de equipos autorales, con integrantes que van cambiando, en lugar del guionista del cine; la existencia de directores de piso, el de exteriores etc., en lugar de la central figura del director cinematográfico, son muestras de ello. En contrapartida el campo de acción de los productores y las productoras crece notablemente.

Lo expuesto aconseja reflexionar sobre la posibilidad y conveniencia de modificar las normas aludidas para ponerlas en línea con la legislación vigente y la realidad de los hechos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Televisión. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El lugar y los derechos de los productores audiovisuales

  1. Viviana Dirolli dijo:

    Muy acertadas las expresiones del artículo. En primer lugar, manifiesto también desde lo conceptual el apoyo a la convocatoria. En segundo lugar, cuestiono el apartamiento de las normas que rigen la convocatoria de la atribución de autoría de la normativa vigente en la materia respecto de la obra televisiva, en lo que considero un acto de discrinación al productor. Sobre todo teniendo en cuenta que dicha atribución no es más que el reconocimiento en términos prácticos de la incidencia de productores, directores y guionistas –en cuanto aportes creativos y responsabilidades- tienen en este tipo de obras. Este apartamiento implica una discriminación hacia el productor y un desconocimiento de la gravitación de la figura del productor de cine y televisión sobre la creación de la obra, así como del hecho que es quien además asume la totalidad de las responsabilidades de eventuales reclamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s