Los números del mercado de música digital

CC peter.clark

El negocio de la música es mucho más amplio que la venta, física o digital, de la música. También forma parte del negocio las regalías por difusión pública de la música, en radio televisión o Internet; las regalías por inclusión, en cine o publicidad; los espectáculos públicos, en grandes estadios o en pequeños bares; el “merchandising”; y los auspicios y promociones. Pero la venta, digital o física, era parte importante del negocio para cualquier músico.

El problema es que el mercado está cambiando y las discográficas -y por extensión los músicos – enfrentan un gran problema. No, no es la Piratería. Esto nos dice Pablo Sirven en un reciente artículo para La Nación:

“Los chicos hace rato vienen desvinculando el soporte físico de la música y éste sí que es un “problema” mayor que la piratería. Digo “problema” porque en tal caso no lo es para el usuario sino para la industria que debe aceptar los desafíos que le imponen los imparables avances de la tecnología sin enojarse con ellos, sino simplemente resolviéndolos y comprendiéndolos, encontrando, con mayor creatividad, caminos más idóneos que les permita monetizar por otro lado lo que antes les entraba más cómodamente vendiendo discos de vinilo.”

El disco está en crisis. La consecuencia principal de esto es que el vacío que deja la venta física de la música  es ocupado por otras formas de explotación. Por esto, las discográficas van siendo remplazadas -o mutando- en empresas que se asocian al músico, a través de los contratos 360 para monetizar más eficientemente el resto de las formas de explotación. Otros músicos adaptaron tan bien su modelo de negocios que pueden facturar medio millón de dólares al año gracias, y no a pesar, de Internet.

Pero la distribución de la música seguirá siendo otra forma de explotación. Entonces ¿Cuáles son los números de la venta digital?

Los números del mercado digital

El mercado digital de la música puede dividirse por el costo, pago o gratuito y por la forma de explotación: descarga directa o reproducción por Internet. Itunes (Apple) y Amazon ofrecen la descarga directa de música a un precio. Youtube y Spotify ofrecen la reproducción por Internet, el primero solo de forma gratuita y, el segundo, también con un modelo de suscripción. No es necesario aclarar que los modelos gratuitos se financian con publicidad paga y que todos compiten con el mercado pirata: Pirate Bay o los “Cyberlockers”.

Semanas atrás, Jason Weinberger, líder de la banda Uniform Motion, reveló cuanto ganan con cada modelo de negocios. Mientras leen, pueden escuchar su último disco, que me parece excelente.

Spotify: Este servicio es muy popular en Europa pero, por un problema de licencias, aún no está disponible en Argentina. De todos modos, estos son los números: 0,003 Euros por reproducción de cada tema y 0,0029 Euros por la reproducción del disco entero. Así si se reproduce 100o veces el disco entero, la banda recibe 29,47 Euros. Spotify no difunde cuanto paga en caso que el oyente este suscripto al servicio pago.

Amazon y Itunes: Como ya dije, estos servicios ofrecen la descarga directa a cambio de un precio. En los últimos meses han innovado con su modelo de negocios y ofrecen un servicio de almacenamiento en “la nube”, que los acerca mucho al modelo de Spotify (con la ventaja que uno puede escuchar la música también desconectado).  Estos servicios funcionan con un modelo de agencia, ellos se llevan el 30% del precio de venta y los titulares de la obra el 70%.

Youtube: La banda no provee datos para Youtube, que es el servicio de música más popular del mundo. Sin embargo, meses atrás esta compañía anunció que su modelo de negocios gratuito paga tan bien como los servicios por suscripción. Los músicos que quieren participar, pueden asociarse al programa de “partnership” de está empresa. Pero ¿Cuánto paga Youtube? Según la revista Wired, pagaría entre 1 y 3 dólares por cada mil reproducciones, es decir 0,001 a 0,003 por reproducción.

Otra posibilidad es la distribución física de CDs, y DVDs o -inclusive- de viejos discos de vinilo. Estas ventas no son nada despreciables para las pequeñas bandas que distribuyen este material, junto a “merchandising” en sus propios conciertos. Si el precio, y la banda, son suficientemente buenos, los artistas pueden convertir a los oyentes en compradores. Y allí, justo al acabar el show, cuentan con una ventaja sobre el mercado pirata: estar en el lugar justo y en el momento justo.

Conclusión. ¿Son tan malos los números del mercado digital?

El salario mínimo vital y móvil en Argentina está hoy en $2300 (unos 411 Euros), para que un músico gane esa suma en Spotify uno de sus temas tendría que ser reproducido 137.000 veces por mes (411 / 0,003). Existen otros servicios similares a Spotify y si bien algunos pagan mejor, no son tan populares por lo que me imagino que estos números serán similares. En el caso de Youtube, para ganar el salario mínimo (unos 536 dólares), se necesitarían entre 178.000 reproducciones (536 / 0,003) a 536.000 (536 / 0,001).

A primera vista los números son lastimosos. Para vivir -mal- de la música con los modelos gratuitos un artista tiene que lograr un número importante número de reproducciones. Habrá que ver si el modelo de negocios de Amazon y Itunes funciona en Argentina (Itunes desembarcó en estas Pampas hace unos días), si es que esto sucede, los números mejoran bastante siempre que el precio de venta sea razonable tanto para el artista como para el consumidor.

Pero con algo más de reflexión, los números no son tan malos. En Youtube, por ejemplo, es común que un vídeo se convierta en “viral” y alcance millones de reproducciones. Con  2 millones, un músico cobra entre 24.000 y 72.000 dólares, suma para nada despreciable. De hecho, el artículo de Wired, que enlacé más arriba, habla de un nuevo tipo de músicos y de empresas de músicas: aquellos que componen exclusivamente para volverse “virales” en Youtube.

También hay que recordar que cien años atrás las discográficas no existían y 300 años atrás aún un gran músico solo podía vivir de su música gracias al patronazgo de la Iglesia o de un príncipe. Es cierto que Internet ha destruido el mercado del disco físico pero también es una gran ventana para promocionar al artista y asegurar su difusión a un muy bajo costo. Sin ir más lejos, Justin Bieber saltó a la fama gracias a Youtube.

Al final, los músicos, tendrán que hacer lo mismo que el bueno de Haydn, trabajar muy duro y aprovechar cualquier forma de explotación de su arte: sea vender discos por internet, dar clases de piano o vender remeras luego del show.

Es que Internet cambió las reglas del negocio. Pero no las cambió tanto.


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Musica, Propiedad Intelectual y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los números del mercado de música digital

  1. derechoaleer dijo:

    muy buena data, sin embargo no estoy tan de acuerdo con esta frase: “Pero la venta, digital o física, era parte importante del negocio para cualquier músico”… lo cierto es que la venta de disco, incluso en el apogeo del CD nunca fue un gran negocio para los musicos,incluso para aquellos que vendian cientos de miles de discos, es decir, nunca fue un gran negocio en el sentido de generarle una renta significativa al musico, por lo general la parte que le correspondia, ademas de ser un porcentaje infimo del valor del disco, terminaba consumiendose en otros gastos que las discografias luego descontaban, desde la grabacion del videoclip, gastos de promocion, o la produccion del disco

    en definitiva firmar con la discografica significaba tener recursos para grabar el disco, promocionarse, rotar en radios etc, aunque no necesariamente ganar mucho dinero.. que si se ganaba luego, en los shows en vivo

    por otra parte, los costos de grabacion tambien bajaron escandalosamente, y ya no es algo que este fuera del alcance de una banda under

    saludos!

    • Francisco dijo:

      Correcto. Pero, justamente, el disco financiaba a las bandas… a las bandas que conseguían firmar con un sello. Aún cuando el disco no era negocio para todos las regalías -especialmente los adelantos- eran un ingreso importante.
      Pero no hay que llorar por el cántaro roto. El disco físico no volverá a ser negocio.
      En cuanto a los costos, fijate en el caso Louis C.K. Es cierto que bajaron los costos pero salir con un producto de calidad todavía cuesta mucha plata. Y según Planet Money, en EEUU, para lanzar un tema con chances de ser un “hitazo” el costo total es de un millón de dólares.

  2. yo trabajo en una compañia disquera en california
    con el enfoque en lo regional mexicano.
    y es lamentable que mucha gente del medio sigan viviendo con la ilucion del pasado.
    no se dan cuenta que todo a cambiado,pero cuando se enfoquen en las redes sociales,youtube y pagina web podran entrar de nuevo al negocio.

  3. Pingback: ¿Cuánto gana un músico con Spotify y Youtube? | Entremedios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s