Ventanilla única para el pago de derechos de autor

Todo el mundo sabe que cuando uno compra la entrada al cine o adquiere un libro cierto porcentaje de su precio va a sus autores. Pero está es solo una de las formas en que los autores explotan sus obras, porque existen ciertos usos “públicos” (a falta de mejor palabra), que generan la obligación de un pago adicional.

Por ejemplo, los dueños de locales bailables tienen que pagar a los compositores por el aprovechamiento que realizan de su música en su actividad comercial. Obviamente, es imposible que los dueños de comercios negocien con cada uno de los autores. Por eso, en la mayoría de los países del mundo, incluyendo el nuestro, la recaudación de estos derechos autorales y conexos está en cabeza de entidades que agrupan de diferentes sectores de la actividad artística

En la Argentina, estas entidades son SADAIC para los compositores de música,; ARGENTORES para los autores de obras literarias, DAC para los directores de obras cinematográficas; AADI CAPIF para los intérpretes musicales y productores fonográficos; SAGAI por los intérpretes actorales y el Fondo Nacional de las Artes para las obras del dominio público  (aquí pueden consultar la normativa, bajo la sección Gestión Colectiva de Derecho de Autor)

Para poder cumplir con su cometido, cada una de las entidades tiene su propia estructura de gestión de cobranza y administración, con el consiguiente costo, que se deduce de los ingresos que luego se distribuyen entre sus representados. Este sistema tampoco es beneficioso para los usuarios, que deben negociar y administrar la relación con cada una de estas entidades.

Por esos en algunos países se implementó un sistema de “ventanilla única”. Bajo este sistema, la cobranza está en cabeza de una sola entidad, la que luego distribuye  los importes entre las distintas entidades que la forman. Las ventajas de este sistema en cuanto a la eficiencia parecen aconsejarlo.

El último país que ha avanzado en este sentido fue Colombia, país en el que se creó la llamada Ventanilla Unica de Recaudos de Derechos de Autor y Conexos, que tendrá por finalidad unificar la recaudación de las regalías de los titulares de derechos autorales y conexos, para luego distribuirlos entre las entidades representativas de unos y otros.

Es claro que un sistema de estás características no es sencillo de implementar porque no es fácil que las diferentes entidades se pongan de acuerdo en los criterios de recaudación, reparto y transparencia. De todos modos, en nuestro país ya existe una experiencia positiva que es AADI-CAPIF, que es la ventanilla única por donde cobran los interpretes y productores musicales.

Finalmente, para quienes quieran profundizar, el INDECOPI, organismo de Defensa de la Competencia Peruano, publicó en el año 2011 un interesante análisis económico del sistema de ventanilla única.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Propiedad Intelectual y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s