Los herederos de William Faulkner pierden su demanda contra Medianoche en París

MV5BMTM4NjY1MDQwMl5BMl5BanBnXkFtZTcwNTI3Njg3NA@@._V1_SY317_CR0,0,214,317_

Medianoche en París (2011)

El año pasado, los herederos del escritor William Faulkner demandaron a Sony Pictures por el uso de una frase de un libro de este autor en la película “Medianoche en París”, producida por Sony y escrita y dirigida por Woody Allen (pdf de la demanda). La frase en cuestión pertenece a la novela “Requiem for a nun” y es la siguiente “El pasado nunca está muerto. Ni siquiera ha pasado”. En la película, su personaje principal, Gil Pender, interpretado por Owen Wilson, dice: “El pasado no está muerto. De hecho, ni siquiera ha pasado ¿Sabes quien dijo eso? Faulkner, y estaba en lo cierto. Conozco a Faulkner, nos cruzamos en una comida”.

Es claro que, en la película, se atribuye la frase al autor y que también se la modifica, se la adapta al cine.

Pero para los herederos de Faulkner (el autor falleció en 1962) esto no fue suficiente y demandaron a los productores de la película con dos argumentos. Primero, que la inclusión de esa frase en la película en forma no autorizada infringía sus derechos de autor. Segundo, que el uso de esa frase y su vinculación a la figura de William Faulkner constituía una apropiación comercial del nombre, lo que también violaría la ley pero no de derecho de autor sino la marcaria.

Cualquier obra, audiovisual o no, toma elementos de obras que la antecedieron. Puede tomar una idea (y las ideas no están protegidas por el derecho de autor) o puede tomar algo más. Puede, como en este caso, tomar una frase o puede utilizar un cuadro, una fotografía o cualquier otro tipo de obra… incluso un tatuaje.

En Argentina, la Ley de derecho de autor  (N°11.723) no resuelve adecuadamente este tema. Por un lado, su Artículo 2 otorga al autor de una obra todos los derechos sobre ella y, por el otro, las excepciones no están bien desarrolladas. Así, la única excepción que aplicaría en este caso es el derecho a cita, del Art. 10, que autoriza tomar hasta 1000 palabras de una obra literaria u 8 compases de una obra musical pero para fines académicos, culturales o científicos, lo que excluiría el uso comercial en una película.

Pero en Estados Unidos la ley prevé un uso legitimo (Fair use en inglés) que es una regla de cuatro pasos que los jueces deben utilizar para evaluar cualquier caso de utilización de una obra ajena sin permiso. Estos pasos son: 1) el propósito y el carácter del uso en disputa; 2) la naturaleza de la obra protegida con derechos de autor; 3) la importancia de la parte utilizada en relación con la obra en total, y 4) el efecto de dicho uso en el mercado sobre el valor de la obra protegida con derechos de autor.

Y esa fue, justamente, la defensa de los demandados. Adujeron que la inclusión de una frase de 9 palabras en una película de largometraje constituía un uso legitimo y no una infracción. Además, argumentaron una defensa que viene de una vieja frase latina de minimis non curat lex”que significa que la justicia no se encarga de pequeñeces, es decir que cuando el daño es insignificante los jueces no ejercen su jurisdicción.

En un fallo de hace unos días, la justicia le dio la razón a los productores de la película y rechazó la demanda (sentencia pdf) porque consideró que el uso de la frase en la película superaba el “test” del uso legitimo. El argumento central del juez fue el siguiente:

“Este Tribunal duda mucho que algún mercado relevante haya sido dañado por el uso de la frase en Medianoche en París. Este Tribunal tampoco comprende porque una alusión literaria de buen gusto y artística es motivo de un conflicto judicial y no de una celebración. El Tribunal, en su apreciación tanto de William Faulkner como del homenaje rendido a aquel en la película de Woody Allen, supone que este último ciertamente ha contribuido positivamente al valor de mercado de la novela de William Faulkner citada, si es que ha tenido efecto alguno”.

El Tribunal también rechazó la supuesta infracción marcaria. Los herederos de Faulkner pueden todavía apelar la Sentencia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Editoriales, Propiedad Intelectual y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s