¿Se puede proteger una receta de cocina?

La Ley de Propiedad Intelectual es clara: toda obra artística, científica o literaria está protegida por la ley y solo puede ser explotada por su autor o las personas autorizadas por él.

La pregunta es si una receta de cocina está protegida, o dicho en otras palabras: si una receta de cocina puede ser considerada una obra literaria, artística o científica.

Para la Cámara Civil y Comercial de Córdoba la respuesta es que sí (Sentencia PDF). El fallo es de marzo de este año y se dictó en la causa “Monzo Teresa Sara c. Sabagh Carlos y otros s. daños y perjuicios. Expte N° 193433”.

El fallo no es muy claro pero parece ser que la demandante había registrado recetas de cocina y los demandados las habían publicado sin autorización. Los demandados se defendieron argumentando que las recetas no eran originales, porque eran una mera recopilación de recetas centenarias o milenarias. La Cámara concluyó que eso era un hecho a probar, que los demandados no lo habían probado y que por lo tanto las recetas eran originales y estaban protegidas. Por lo que condenó a los demandados por infracción de la ley de propiedad intelectual.

¿Puede una receta estar protegida por la ley de derecho de autor?

En otra ocasión escribí acerca de la originalidad: para que una obra este protegida tiene que ser original pero la ley no es exigente; si hay un mínimo de expresión creativa la obra estará protegida. Y ese es el problema con las recetas: son meras recopilaciones de ingredientes e instrucciones para su preparación y no parece haber mucha expresión creativa. Por ello es que la Oficina de Copyright de Estados Unidos considera que no están protegidas y pueden, por tanto, ser libremente reproducidas:

“La ley de propiedad intelectual no protege recetas que son un mero listado de ingredientes. Tampoco protege otras listados de ingredientes como formulas, compuestos o recetas médicas. Pero sí pueden gozar de protección las expresiones literarias como descripciones, explicaciones e ilustraciones, que acompañen a la receta o fórmula o una combinación de recetas, como un libro de cocina”.

Está opinión es compartida por los tribunales americanos. El caso más conocido es “Publications International vs. Meredith Corporation (1996)”. En aquel caso los jueces concluyeron:

“La identificación de los ingredientes necesarios para preparar cada plato es un mera descripción de hechos. No hay ningún elemento expresivo en cada uno de estos listados; en otras palabras, el autor que escribió la lista de ingredientes para la “ensalada de pavo al curry con maní” no estaba dando expresión literaria a su labor creativa individual; estaba escribiendo una idea, es decir, los ingredientes necesarios para cocinar un plato”.

En Estados Unidos, como en Argentina, los hechos no están protegidos y por eso cualquiera puede escribir un libro o filmar una película basada en los mismos hechos reales. Y tampoco están protegidas las ideas, que son libres para ser apropiadas.

Tanto la opinión de la Oficina de Copyright americana como la sentencia que cité dan algunas ideas de como sí se puede proteger recetas de cocina:

  • Si la receta es más que una mera lista de ingredientes si el autor ha volcado un mayor esfuerzo creativo o ha incluido ilustraciones, fotografías o algún otro tipo de expresión entonces el tercero podrá tomar la lista de ingredientes pero no la receta en sí.
  • Un libro de cocina sí está protegido porque en este caso el autor ha realizado un trabajo de selección y compilación; y las compilaciones están protegidas por la Ley (Art. 1 Ley 11.723). Un tercero podrá tomar libremente alguna receta pero no podrá reproducirlas a todas, tendrá que hacer su propia compilación. Los tratadistas Lipszyc y Villalba citan un viejo caso argentino, “Figueredo, Francisco c. Gonzaga, Antonio” del año 1935 en que la justicia decidió precisamente esto: que un libro de cocina está protegido porque la elección, el orden y el método con que se presentan las recetas sí está protegido.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Propiedad Intelectual y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¿Se puede proteger una receta de cocina?

  1. Diego dijo:

    Hablando de originalidad: en nuestro derecho, a pesar de no reconoce autoría sobre algunas creaciones clásicas de la cocina por estar en el dominio público, sí se ha aceptado la protección legal de la copia servil de un libro de recetas culinarias hace más de ochenta y cuatro años (ver C. Civ. 1ª, 24/05/1930 “Figuerido Francisco v. González, Antonio”, L.L., t. 1, p. 271 con cita de POUILLET, Hraité de ropietété Littere, p. 42 y ROMERO, La Propiedad Intelectual, p. 357, N° 16). Allí, a diferencia del caso comentado, la Cámara, de oficio, analizo la originalidad de las recetas con las diferentes obras.

  2. Pingback: Tus derechos en la pizzería– Derecho en Zapatillas

  3. Pingback: No, no podes registrar una rutina de Yoga. . | Entremedios

  4. Pingback: Entremedios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s