La justicia americana condena a Grooveshark

descargaEl 29 de septiembre de 2014 Thomas P. Griesa, Juez Federal del distrito de Nueva York falló en contra del popular servicio de música Grooveshark. Griesa, por supuesto, es el mismo juez que falló contra Argentina en el caso de los Holdouts.

Grooveshark, para los que no lo conocen, es un popular servicio de música en internet parecido a Pandora y a Spotify con una pequeña diferencia: no cuenta con licencia para reproducir música ¿Cómo es posible entonces que opere? Porque en Estados Unidos existe una ley, la Digital Millenium Copyright Act (DMCA), que establece que los proveedores y plataformas de Internet no son responsables por el material no autorizado que suben sus usuarios si dan de baja ese material cuando se lo requieran sus titulares de derecho. Y eso es lo que siempre argumentó Grooveshark, que simplemente operaba la plataforma y que daba de baja el material no autorizado cuando así se lo requerían.

Pero el Juez Griesa determinó (Sentencia PDF) que los propios empleados y directivos de Grooveshark habían subido 5.977 canciones a la plataforma. Obviamente, la DMCA protege a las plataformas de las infracciones de sus usuarios y no de las infracciones que ellas mismas cometen.

El fallo demuestra, otra vez más, que pocos entienden como funciona la tecnología, incluyendo a los “entrepreneurs” de la red: la evidencia contra Grooveshark y sus ejecutivos es abrumadora, porque consiste mayoritariamente en los mails y posteos a foros de la empresa de sus propios responsables.  Pero los abogados de las discográficas demandantes también fueron inteligentes: demandaron a Grooveshark y muchos de sus empleados y ejecutivos pero llegaron a un acuerdo extrajudicial con la mayoría, mayoría que habló y habló mucho, a cambio de que se desista de la demanda contra ella.

En el juicio los demandantes también probaron que Grooveshark había destruido evidencia aún así quedó probado que Grooveshark y sus directivos y empleados subieron a la plataforma 5.977 temas.

El Juez Griesa condenó tanto a Grooveshark como a sus fundadores por infracción a la ley de derecho de autor. El próximo paso es determinar los daños, es decir el monto de la condena. Se estima que serán millonarios y por eso, parece, los días de Grooveshark están contados.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Grooveshark, Internet, Musica, Pandora, Propiedad Intelectual, Spotify, Thomas P. Griesa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s