Trabajo y nuevas tecnologías. Sobre un reciente fallo de la Corte

La relación de servicios, aquella relación en que una persona se obliga a prestar un servicio a otra está regulada tanto en la Ley de Contrato de Trabajo como en el Código Civil (Art. 1623 y siguientes). El Código Civil regula el trabajo independiente (lo que los americanos llaman freelancer o independent contractor) y la ley de contrato de trabajo aquella relación donde existe dependencia técnica, jurídica y económica.

No siempre es fácil distinguir una de otra pero, en los últimos años, la tendencia de nuestros tribunales laborales es casi negar la existencia de la locación de servicios civil y considerar que siempre, o casi siempre, que exista una prestación de servicios esa prestación es laboral laboral y si no está registrada como tal entonces hay fraude a la ley.

Ahora un nuevo fallo de la Corte Suprema argentina echa nueva luz sobre la materia

El Fallo

Se trata del fallo dictado el 15 de febrero de 2015 en la causa “Cairone, Mirta Griselda c. Hospital Italiano” (PDF).

El reclamo había sido iniciado por un médico anestesiologo vinculado al Hospital Italiano, donde había prestado servicios durante 32 años bajo la figura de locación de servicios civil para luego reclamar contratación en fraude laboral. En primera y segunda instancia, la justicia laboral le dio la razón y condenó a ese hospital al pago de unos $4.500.000.

La Corte revocó el fallo. El voto del Dr. Lorenzettí resume la posición de la Corte:

1. Para la Corte quedó probado que el médico anestesista estaba vinculado con la Asociación de Anestesia, Analgesia y Reanimación de Buenos Aires (AARBA), que actuaba como agente de facturación y cobro de sus prestaciones, como agente de retención de sus impuestos y obra social y como responsable de la contratación y pago de su seguro de mala praxis. El Hospital pagaba una suma global a esa Asociación que la distribuía entre sus asociados siguiendo un mecanismo interno aprobado por ellos y por supuesto ajeno al Hospital. La Corte concluye que en está relación falta la nota de dependencia económica del demandante hacía el demandado (considerando 6, pág. 6).

2. La Corte también considera que si bien es cierto que el demandante cumplía carga horaria y realizaba guardias activas y pasivas no se puede concluir por eso que existe relación laboral porque todo contrato, especialmente uno de locación de servicios de salud, implica necesariamente una tarea de control que realiza el contratante. El Ministro Lorenzetti da un ejemplo obvio: para la realización de una cirugía es imperativo que el Hospital coordine los horarios tanto del cirujano como del anestesista para asegurarse que esta se realice en el horario programado. Está coordinación no alcanza para que exista la dependencia técnica porque, para el caso, también habría que concluir que los demás actores relacionados con la prestación de servicios de salud, v.g colegios profesionales, prepagas, obras sociales y servicios de salud, también serían dependientes del Hospital. (considerando 9, pág. 9).

3. Las tareas de control que ejerce el Hospital también llevan a imponer normas que derivan del propio ejercicio profesional, reglas sobre facturación y percepción de honorarios, pautas de higiene y un régimen disciplinario propio de todo establecimiento que preste servicios a terceros. Pero la Corte concluye que esto tampoco alcanza para que exista dependencia jurídica (considerando 9, pág. 9).

4. La Corte también evalúa la Buena Fe y con fundamento en la teoría de los actos propios, encuentra que el médico desempeñó sus tareas por un lapso de 32 años sin efectuar reclamo alguno (considerando 7, pág. 7).

El fallo de la Corte y las nuevas tecnologías

El mundo está atravesando un profundo cambió en la forma y modo de trabajar. En algunas industrias, la traducción por ejemplo, las nuevas tecnologías han permitido que trabajadores de todo el mundo compitan entre sí y sin fronteras geográficas, lo que es muy valioso para los traductores argentinos que ahora pueden competir con sus pares de todo el mundo. Pero Internet también precarizó las condiciones de trabajo de millones de freelancers.

Las nuevas tecnologías también han perjudicado a los trabajadores tradicionales como ilustra la acción de clase colectiva entablada contra MacDonald’s el año pasado en Estados Unidos, dado que las empresas disponen de herramientas que les permiten sacarle mayor productividad al trabajo sin que esto beneficie a los trabajadores. Pero las nuevas tecnologías también han permitido el surgimiento de nuevos servicios como Uber o Lyft, que dan la posibilidad a cualquiera de utilizar su auto como vehículo de transporte pago y trabajar por su cuenta (el jurado todavía no decidió si son trabajadores independientes o no).

En la Inglaterra de la Revolución Industrial las condiciones de trabajo eran espantosas, como nos cuenta Charles Dickens. Frente a ello hubo dos posturas: la de los luditas, que creían que la única solución era destruir las industrias y continuar con el modo tradicional y la de los reformistas que buscaron adaptar las condiciones de trabajo a la nueva realidad. Triunfaron los segundos y el mundo alcanzó niveles de prosperidad nunca vistos, que fueron compartidos por los trabajadores industriales.

Hoy nos enfrentamos a un nuevo desafío para el cual Argentina estaba, hasta este fallo de la Corte, mal preparada: si todo relación de servicios es laboral entonces será imposible competir contra el resto del mundo. Mucho mejor, y más efectivo, es regular estas nuevas formas de trabajo e intentar que los trabajadores (dependientes o independientes) no sufran por ello, pero permitiendo que los consumidores accedan a nuevos y mejores servicios.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Internet y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s